ALKI

Un proyecto global, un proyecto de equipo

Alki es un taller de mobiliario que nació en 1981 en Itsasu, un pequeño pueblo al norte del País Vasco que está situado en un entorno rural y poco industrializado. La empresa surgió de la iniciativa de cinco amigos que unieron sus fuerzas e ilusión para crear empleo en el lugar, ya que la gente se veía obligada a emigrar a otras partes debido a la falta de oportunidades. Es por eso que se trata de una cooperativa que desde sus inicios tiene unos valores muy profundos que van más allá de lo exclusivamente económico.

Al abrir las puertas del taller, un intenso olor a madera nos invade… La materia prima utilizada, principalmente el roble, proviene de bosques franceses gestionados de forma sostenible. El secado es lento y muy delicado, se requieren entre cuatro y siete años para conseguir la estabilidad del material.

La fabricación involucra diversos oficios: carpinteros, ebanistas, ensambladores, pulidores… Por supuesto también se ha de trabajar con destreza la tapicería. Combinamos el saber hacer de las personas con la tecnología punta. Haciendo uso de técnicas CAD CAM se reinterpretan en 3D las maquetas de los diseñadores para luego mecanizar cada pieza en máquina. Ello permite un montaje preciso que precede al lijado, teñido y barnizado a mano. Todos sus productos son fabricados en Francia y utilizan siempre materiales naturales y sostenibles.

Hoy Alki es un proyecto creativo que rebosa ilusión, y su meta es ser un proyecto cultural-comercial que desempeña un papel activador en el entorno, impulsando el cooperativismo y la colaboración entre personas y empresas para ofrecer lo mejor al mercado.

CATÁLOGO Y ACABADOS